domingo, 8 de junio de 2014

Cabanyal Íntim 2014

Aproximadamente un mes después de Cabanyal Íntim 2014, os contamos nuestra experiencia en este magnífico festival de teatro.

Como sabéis, Cabanyal Intim muestra obras en vivo, que en general son de corta duración (en torno a la media hora). Dichas obras de teatro se escenifican en espacios domésticos, que los vecinos, tanto propietarios como inquilinos, ceden de manera totalmente altruista y en locales y calles del barrio del Cabanyal.

Cada año el festival tiene un lema en el que se inspiran las representaciones teatrales que lo compondrán y para esta 4ªedición el lema es: “Entre la realitat i el desig” (“Entre la realidad y el deseo”).


En esta edición de nuevo como mecenas del festival a través de la plataforma Verkami, obtuvimos diversas recompensas, entre ellas entradas para la obra que eligiéramos. Díficil elección ya que las propuestas eran todas muy atractivas, pero finalmente nos decidimos por: 

El primer fin de semama nos decantamos por un espectáculo sensorial, "Volcán Azul" de Begoña Tena,  que invitaba a espectadores infantiles, así que asistimos junto a  nuestros sobrinos pequeños Eva y Jordi. Tanto los niños como nosotros quedamos encantados por la original propuesta.


El segundo fin de semana, aprovechando la soleada mañana de domingo nos dirigimos a la emblemática Bodega Casa Montaña que serviría de escenario real y protagonista principal de la representación de "El sueño de Laura. La titaina" de Tributeatro, donde asistimos a un falso curso de cocina que empezó siendo muy divertido y se convirtió en una historia dramática y melancólica, eso sí con final feliz...De hecho como colofón pudimos degustar la deliciosa titaina acompañada de un vermut.


A continuación, atravesamos el barrio para entrar en una preciosa casa típica del Cabanyal en Calle Barraca para pasar un rato verdaderamente agradable y divertido con la obra "Entre llençols" de Teatre de caixó. En la terraza de la casa, la pareja de actores nos hicieron a todos partícipes de sus alegrías, penas, sueños y de su "rutina" en pareja.  

Tras la ensoñación de Laura, la alegría de esta alocada pareja nos dejó con una gran sonrisa en el rostro.



Además de todo ello en la fiesta de clausura asistimos a un concierto muy peculiar: una cacerolada de un amplio número de vecinos dirigida y ensayada previamente con gran multitud de público. Nos aseguraron que esto solo era el comienzo y que posiblemente en las próximas jornadas de Portes Obertes que se celebrarán en octubre, la cacelorada traerá mucho más bombo.

De nuevo Cabanyal Íntim nos ha vuelto a entusiasmar y sorprender con su buen gusto y elección de espacios, actividades y obras teatrales. Sin duda, una cita indispensable en nuestro calendario anual. No hace falta decir que repetiremos :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada